Día de lluvia en New York de Woody Allen

Resultado de imagen de Día de lluvia en New York de Woody Allen

Valorar que el último trabajo, por fin estrenado en Europa (no en EEUU), de Woody Allen es una simple comedia ligera, no es del todo justo, es un error. Bajo este aparente disfraz subyace una crepuscular crítica sobre la banalidad en tiempos modernos.

El realizador mira hacia el pasado, para entender con perplejidad, lo que sucede en el presente (una narración en paralelo de dos historias). Solo encuentra vulgaridad, vaciedad, un romanticismo pasado de rosca sin emociones, desencanto, decadencia intelectual, podredumbre, arribismo, egocentrismo, asedio, duda existencial y bloqueo creativo, escándalos varios, desafecto, infortunio, desazón y amargura. La misma sociedad del pasado que tantas veces retrato, es hoy presente, prolongada además por una ingenua juventud sin apenas ideas. New York es hasta una postal mitificada (la iluminación de Vittorio Storaro va en esa dirección).

Noche de bodas de Tyler Gillett, Matt Bettinelli

Resultado de imagen de Noche de bodas de Tyler Gillett, Matt Bettinelli

Nada nuevo bajo el sol, las ideas siguen repitiéndose hasta la extenuación: la novia traicionada, que finalmente harta, se rebela contra el entorno masculino y familiar.

He aquí una nueva y previsible y agotadora entrega mal escrita, peor filmada y ejecutada. Un trabajo sin pretensiones, ni complicaciones, que parte de una más que forzada premisa, y que combina  el relato gótico con el gore sangriento, teñido de humor absurdo. Olvidable.

O que arde de Oliver Laxe

Resultado de imagen de O que arde de Oliver Laxe

Es de noche (un bosque), algunos árboles comienzan a caer y no sabemos por qué, no vemos aún unos tractores que arremeterán contra ellos. Esta fantasmagórica secuencia de apertura, filmada desde las entrañas, nos aventura un trabajo nada convencional (Introducirá  Laxe de manera natural un relato dentro de una ficción de carácter seudo documental).

Un trabajo que surge de lo profundo. Un trabajo que establece su propia dialéctica entre lo externo y lo interno, con una sutil gama de matices (divergencias), y que, finalmente, en el apocalíptico plano último llega a cohesionarse, definitivamente, su impresionante dispositivo formal y su conmovedor espíritu discursivo. Este último profundiza sabiamente en la vinculación entre la humanidad y la naturaleza, entre la coexistencia de ambas, pero también de sus ruinosas consecuencias, cuando la interferencia del ser humano atenta contra la cosmología de la naturaleza.

Laxe propone en un primer plano a la naturaleza filmada con sus misterios, su carácter exotérico (contemplativo), sus sonidos, la visualidad de lo bello, su lirismo, sus azotes; pero al tiempo retrata con una cámara subjetiva lo estrictamente humano. Ante la plasticidad de lo mostrado, se encuentra además la soledad de la existencia, de la supervivencia, evitando todo juicio a priori.

La cinta se desarrolla a lo largo de las cuatro estaciones del año y está dividida en sutiles planteamientos dialecticos que difieren: De lo armónico a las pavesas, de la existencia de lo poético a lo apocalíptico, de origen misterioso a la defunción.

2019: Festival de Cannes: Un Certain Regard – Premio del jurado

 

Paradise Hills de Alice Waddington

Resultado de imagen de Paradise Hills de Alice Waddington

Tres ideas claves habitan en el interior de esta ópera prima. El enfrentamiento entre las clases dominantes y los dominados. Cuando esta circunstancia se hace latente y se desatan chispas surge un resquebrajamiento social, que determina un conflicto. Finalmente, como solución posible al mismo, la directora recurre a cierto maniqueísmo ingenuo.

El resultado es una cinta que pretende ser una especie de metáfora sobre la normalización en nuestros días, pero al tiempo tiende a autorefrenarse, cuando quiere adquirir cierto temperamento, cierto estilo, cierta personalidad.

Joker de Todd Phillips

Resultado de imagen de Joker de Todd Phillips

Todo lo que acontece más bien resulta prefabricado con el fin de dar posibilidades a todo tipo de especulaciones, acerca del personaje central; El Joker. La problemática y los conflictos de este nos resultan demasiado familiares y ya tratados magistralmente; la lectura sociopolítica, el condicionante drama materno filial anclado en el pasado, la posible figura redentora femenina,  derivan y se vinculan como enseña referencial al universo retratado por Scorsese (del Rey de la comedia y Taxi Driver, por ejemplo), no aportando, en esta ocasión, nada nuevo. Estos conflictos deudores, y en este caso nada vigorizantes en su escritura, ni siquiera en sus lecturas, además, resultan a posteriori disparadores de giros tal vez claves, dentro de la historia rutinaria y tramposa.

Hemos de hacer notar, que la contemplación abusiva de desgracias y vejaciones constantes que sufre el protagonista Arthur (futuro Joker), no justifica del todo las reacciones violentas finales de Arthur y sus cambios,  y como estos son extensibles a los agresivos comportamientos sociales generalizados, aunque la cinta no deje de insistir una y otra vez en un discurso social como contexto, tal vez efectista, cuanto más manipulador, tendente finalmente hacia el caos. Por tanto, el sufrimiento del personaje no resulta suficiente para suscribir y justificar y terminar ejecutando tamaña violencia (la maldad, además, pierde todo su carácter simbólico, al ser meramente esbozada). No es creíble, en definitiva, la trasformación de Arthur en Joker, pero tampoco lo es el proceso de conversión de la sociedad en apocalipsis.

2019: Festival de Venecia: León de Oro (Mejor película)

Sinopsis: Arthur Fleck vive en Gotham con su madre, y su única motivación en la vida es hacer reír a la gente. Actúa haciendo de payaso en pequeños trabajos, pero tiene problemas mentales que hacen que la gente le vea como un bicho raro. Su gran sueño es actuar como cómico delante del público, pero una serie de trágicos acontecimientos le hará ir incrementando su ira contra una sociedad que le ignora.

 

 

 

Michelangelo infinito de Emanuele Imbucci

Resultado de imagen de Michelangelo infinito de Emanuele Imbucci

Trabajo exclusivamente divulgativo de vocación didáctica. No busque el espectador, por tanto, creativos vuelos. El propio retrato del genio y su obra se manifiesta solemne, no habitan dificultosas líneas de dialogo tensas, que inviten a la investigación, la hondura definitivamente deserta, los subrayados prevalecen, los recursos discursivos constituyen la materia prima. La belleza, eso sí, se retrata a sí misma, cuando la cámara recorre de manera detallada las huellas latentes de la genialidad, justo cuando son mostradas algunas de sus obras famosas.

Synonyms de Nadav Lapid

Resultado de imagen de Synonyms de Nadav Lapid

La mirada inquisitiva y furiosa no tiene tanto que ver con el poder, sino más bien como está estructurada esa sociedad, y es que Lapid no se aparta, de ningún modo, de las realidades israelíes, de lo público, y su universo viene a ser poliédrico, los males complejos, y las tonalidades grisáceas se acentúan en diversas direcciones, sin concentrarse en tan solo un foco, donde cargas las tintas, incluso más allá, si es preciso, de las fronteras de su país.

En el presente trabajo vuelve sus ojos a indagar sobre estas ideas expuestas. Su carácter es autobiográfico. Los recuerdos se mezclan con los desasosiegos. La inseguridad y el desarraigo resucitan, conjuntamente con la pérdida de identidad, pese a los designios determinantes y condicionantes de la memoria, de sus invocaciones pasadas, de sus naturalezas imprevisibles, de las contradicciones impulsivas (incluso estas ideas se manifiestan en lo formal, y no solo en lo narrativo). No hay un lugar en el mundo, para su joven protagonista.

Sinopsis: En París, las cosas no comienzan bien para Yoav. Un joven israelí que llega a la capital francesa con grandes expectativas, decidido a deshacerse de su nacionalidad lo más rápido posible. Para él, ser israelí es como un tumor que debe ser extirpado. Convertirse en francés, por otra parte, simplemente significaría su salvación. Para borrar sus orígenes, Yoav primero decide no hablar una sola palabra de hebreo. El diccionario se convierte en su mejor compañero. Las visitas a la embajada israelí le molestan. Pero el proceso también tiene sus trampas. Y la joven pareja francesa de la que se hace amigo tiene algunas ideas bastante extrañas sobre cómo ayudarlo… Basándose en sus propias experiencias, el director Nadav Lapid explora los desafíos de tratar de empezar en un nuevo país.

2019: Festival de Berlín: Oso de Oro (mejor película) y Premio FIPRESCI