La mujer del cuadro de Fritz Lang

Imagen relacionada

Film menor de Lang. Pese a todo es un trabajo de enorme interés, como iremos poco a poco exponiendo. No cabe duda que el director europeo, en líneas generales, engrandeció la cinematografía americana, igualmente su periodo europeo se considera como un hito magistral. Lang fue un gran maestro, su mirada es única.

La cinta se basa en una novela de JH Wallis “Once off guard”. Lang se distancia de la misma, por ejemplo disminuye el número de asesinatos cometidos; y pese a todo intenta ofrecer un final sorpresivo que adecue la narración a los gustos del espectador de los años cuarenta, privilegiando la ética establecida en aquel periodo (moralina incluida).

La cinta aportó claras novedades, todas ellas de interés que hemos sin duda de considerar.

En esta cinta no existe ninguna presencia de personajes arquetípicos, propios del llamado cine negro. Nos permite por ello comprobar que existen numerosas propuestas, evidentemente melodramáticas que no ocultan ligeros apuntes de crítica social, y cuya calificación Noir lograría perfectamente un consenso mayoritario. Y es de hacer notar, que en esta cinta existe una perfecta intersección del melodrama y de la llamada psicología criminal (supone una evolución dentro del género cinematográfico). Cabe señalar, igualmente, la aportación de un clima onírico que perfectamente llega a conjugarse con la técnica expresionista del claroscuro.

En la cinta se manifiesta con total claridad el conflicto que nuestro protagonista vive, desde que comete el asesinato hasta su posible captura (otra novedad, la cinta no basa su interés dramático en cómo hay que atrapar al asesino). El drama, por lo tanto, ha de verse desde dentro, desde el interior de ese planteamiento caracterizado por trucos inéditos. Claro está, el realizador alemán, no pudo eludir los condicionamientos de la censura (del llamado Código Hays), por lo tanto no se pudo castigar debidamente al personaje (existe un claro cambio social en la sociedad americana con respecto a un periodo anterior, aquí no se discute las garantías jurídicas). De ahí acontece, que todo lo que ha ocurrido es un falso sueño, una pesadilla.

Como hemos indicado, el punto de vista descansa en el papel del protagonista masculino, a excepción de tres instantes finales, en los que el protagonismo se traslada al punto de vista del personaje femenino.

El llamado punto de vista es esencial para entender la psicología de todos los personajes y su forma de actuación, ante su doble moral. Es decir, lo que se considera como ético, lo que se considera  dentro de la ley y el orden y los deseos de carácter interno ya sean los mismos confesables o no. Estos van a chocar con los primeros, porque sencillamente a los personajes les va a hacer tambalearse (derrumbarse).

Por eso; es más que destacable esa diferenciación entre la llamada teoría y la práctica, entre lo que es y lo que debe realizarse, y lo que uno como individuo realmente es capaz de llevar a cabo cuando intervienen factores externos de carácter incontrolable, que pueden impulsarnos a actuar de una forma, que nosotros en principio concebiríamos como inaceptable, y todo por lo que, en definitiva predomina, que es el propio egoísmo, mi ego, mi estabilidad, mi puesto de trabajo, mi prestigio, mis hijos, mi familia…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s