Mujercitas de Greta Gerwig

Imagen relacionada

La directora ha sabido recoger algunas de las ideas ya planteadas en la novela original escrita por Louisa May Alcott en torno a la liberación femenina y las ha reexaminado y convenientemente filtrado. Al tiempo ha añadido nuevas aportaciones y detalles que enriquecen significativamente y de forma reveladora la trama, distanciándose de serviles condicionantes de sumisión femenina.

La narración está contada desde el punto de vista de Jo. Esa mirada constituirá un punto de vista sin duda creativo, un acto que es fruto de la condición creadora del personaje, configurándose así la condición eminentemente literaria del film, porque cada uno de los capítulos parte de los recuerdos de Jo y que esta va adhiriendo desde el presente a modo de reedificación múltiple, hasta el punto de componer un propio artilugio ficcional, cuestionando un posible relato oficial. Intuimos, así mismo, los anhelos por parte de la directora de dar aún más espacio a cada uno de los personajes, sin que estos queden restringidos a meros arquetipos.

La construcción del film renuncia a la linealidad, y estructura el material en diversos tiempos que se constituyen de forma  afinada dentro del ininterrumpido progreso secuencial a través de una conversación permanentemente activa entre el pasado y el presente, utilizando para ello flashbacks y delicadas transiciones.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s