Un atardecer en la Toscana de Jacek Borcuch

Resultado de imagen de Un atardecer en la Toscana de Jacek Borcuch

¿Cuál es el papel que debe ejercer el intelectual dentro de un mundo radicado en el espectáculo mediático? Esta cuestión sacude el discurso de este film polaco, rodado en la Toscana, incluso en su metafórico y agrietado final (tal vez desesperanzado), dentro de ese nuestro mundo íntimo, pero también social, que se tambalea, pese a arrojarse verdades.

Dentro de esa aparente calma, donde transcurren los bellos paisajes, algo ocurre. Ese hecho concreto coloca a todos y cada uno de los personajes (y a la sociedad, en su nivel elevado) frente a la tragedia, el miedo, los propios recelos…

Pero, además, dentro de una aparente y sugestiva calma subyace una alzada voz que apela no solo a la Memoria, sino a la necesidad de examinar nuestra conciencia, buscar caminos y veredas contrarios a la xenofobia (evitando discursos ad hoc), a los nuevos fascismos, a la ambigüedad moral, a la indolencia en nuestros días, permitiéndonos limpiar la hojarasca, invitándonos a encontrar soluciones, más allá de vernos enjaulados por las propias palabras, llegado el momento de la contrariedad y la oscuridad.

2019: Festival de Sundance: Premio Especial del Jurado (Janda)

Amundsen de Espen Sandberg

Resultado de imagen de Amundsen de Espen Sandberg

Esta es una sobria y académica producción noruega, bien ejecutada.

La cinta se abre, como no podía ser de otra manera, a partir de la confesión de Leon con la pareja del explorador, acerca de sus recuerdos sobre Roald, quien parece haber desaparecido durante una de sus exploraciones. Lo que sigue es un largo flashback (que abarca el pasado, pero que regresa momentáneamente al presente) y una serie de apuntes o interludios, siguiendo un orden cronológico de los acontecimientos dramatizados más sobresalientes, y las conquistas del explorador.

La cinta habla de la tensión entre los dos hermanos, de los momentos oscuros y nada resplandecientes, del resurgir de las rivalidades, del peso fantasmal de la tragedia, de las mentiras y obsesiones que encierran las conquistas…

 

 

 

La carga de Ognjen Glavonic

Resultado de imagen de La carga de Ognjen Glavonic

La carga es un trabajo austero, parco en diálogos. La cámara esta siempre atenta a lo que ocurre, al gesto, a la mirada (una mirada superviviente, fracturada, que no oculta los desastres de la guerra de los Balcanes, llena de angustia por el futuro inmediato y el recuerdo por la pérdida). Se caracteriza por un estilo más bien minimalista, que nace de la cotidianidad, desde el evidente desnudismo emocional.

Su estructura se asemeja a un film de experiencias sufridas, que trascurren durante un viaje, donde lo menos importante es la carga que el conductor lleva en el interior del camión que conduce (aunque solo al final, podemos presuponerlo). Lo importante es nuestro protagonista (focalizar toda la acción en este), verlo conducir por caminos difíciles de transitar, llenos de penuria y desolación (donde solo parece habitar la incomunicabilidad y la devastación moral), ver como son esos altos que hace en el camino, la gente con la que se encuentra, la entrega de la misteriosa carga, el regreso…

Las niñas bien de Alejandra Márquez Albella

Resultado de imagen de Las niñas bien de Alejandra Márquez Abella pelicula

Adaptación de la novela del mismo título escrita por Guadalupe Loaeza. Se trata de un punzante retrato, nada condescendiente, que gira alrededor de la hipocresía de la alta clase mexicana y su posterior caída, a comienzos de los años ochenta.

La directora se adentra sin miedo dentro de ese hipócrita microcosmos elitista y reducido, gracias al personaje de Sofía. A través de ella conoceremos al resto de los personajes, especialmente a sus amigas.

La apariencia rige como norma, por eso la cámara se desenvuelve con soltura y acertadamente está atenta a todos y cada uno de los detalles, de los gestos, de las miradas, de la relaciones con los objetos de lujo. Pero esta, también, es una cinta donde hay espacio para los vacíos, el silencio, los rencores. La cineasta logra crear toda una atmósfera fidedigna de envidias y lo consigue gracias a una más que gustosa atención y mezcla de planos detalle, certera disección de los ambientes y un monólogo interior a ritmo de palmas siempre in crescendo, que a través del ajustado montaje va marcando no solo la caída de Sofía.

Márquez Albella se acoge a la trivialidad y ligereza de sus personajes para dejarlos en evidencia, mostrando abiertamente su mezquindad, sin caer en la caricatura, y aborda la sátira con ingeniosidad, astucia y mesura.

2019: Festival de Málaga: Mejor película Iberoamericana, guion y montaje

La primera cita de Jesús Ponce

Resultado de imagen de La primera cita de Jesús Ponce

El film indaga nuevamente sobre las relaciones humanas, cuando estas se hayan en tesituras extremadas.

Pese a alguna que otra secuencia reiterativa, La primera cita es un film de corte naturalista bien perfilado (aunque tal vez las tramas secundarias no terminen de integrarse del todo con el conjunto), que intenta en lo posible evitar lo previsible, y aunque los diálogos son en ocasiones excesivamente teatrales, la propuesta alcanza interés, cuando una vez diagnosticada la enfermedad (Alzheimer) y sus consecuencias, va emergiendo progresivamente la verdad y las mentiras cuidadosamente bien fabricadas, que acontecieron en el pasado.

Sinopsis: Isabel, que nunca ha recibido muchas muestras de cariño y comprensión de su marido Sebastián, militar prejubilado, sufre un brote de Alzheimer. Empieza entonces a confundir a su esposo con otras personas, y es así, por accidente, que Sebastián descubre la verdad que nunca reconoció sobre su agrio carácter.

The Spy Gone North de Yun Jong-bin

Resultado de imagen de The Spy Gone North de Yun Jong-bin

Sobrio trabajo, que parte de acontecimientos reales, cuyos sucesos bien trabados acontecieron en las dos coreas, durante los años noventa. Su tono realista,  sin concesiones, nos recuerda tanto a aquellos films de la guerra fría…

Evita el director todo tipo de subrayados y tramas accesorias que nos distraigan, incluyendo escenas de acción un tanto gratuitas, recurriendo  a una más que adecuada y realista puesta en escena, y a un montaje que consigue otorgar a la trama de continua tensión.

En su tramo último, y siempre manteniendo el crescendo, habita un giro final sorprendente que nos revela una maquinación conspirativa que acontece a caballo entre las dos naciones, y que está plenamente acordada por ambas, elevando aún más nuestro interés como espectadores. De esta manera la conspiración de índole política internacional, anclada en la realidad, acentúa la tragedia de todos y cada uno de los personajes que están implicados (a uno u otro lado de la frontera) y que han sido utilizados por los distintos poderes.