El cuidado de los otros de Mariano González

El cuidado de los otros, de Mariano González

El director incide sin miedo en la compleja relación existente entre los adultos y los infantes, y en la responsabilidad y cuidado y bienestar de estos últimos.

A partir de un incidente mínimo, en principio, comienza a construirse el conflicto, esa tragedia que va acarreando graves consecuencias. Lo que en principio parece armónico, el azar lo desvaría todo.

El cuidado de los otros radica ser un film preciso al tiempo austero, un tanto minimalista, rozando cierto naturalismo. Su trayecto se desentiende en todo momento de emitir juicios gracias a la posición de una cámara libre que no se despega ni un solo momento de Luisa, porque todo lo que acontece viene a girar alrededor de ese incidente. Luisa entra en crisis, la percepción de su microcosmos cambia, se desmorona, la angustia y la desazón ocupan un papel protagónico, minuto a minuto. Está en juego la relación con los otros, la moral, el sentido del deber y la ética, la conciencia, la responsabilidad, la culpa…

Sinopsis: Luisa trabaja cuidando niños en una fábrica temporalmente. Por una inoportuna ocasión quedan a cargo con su novio de un chico que accidentalmente sufre una intoxicación por drogas. Luisa y su novio quedarán involucrados.

La botera de Sabrina Blanco

Críticas: Crítica de “La botera”, de Sabrina Blanco - Otros Cines

Este es un film iniciático que busca la identidad, caracterizado por su austero minimalismo y  naturalismo, y que evita caer en todo regodeo miserable, y se abstiene de emitir juicios. Por eso es vital la utilización de la cámara libre que sigue en su deambular a nuestra protagonista adolescente Tati en todo momento, sin apartarse ni distanciarse de esta ni de su mirada, abriéndonos a la pura observación. Entonces seremos testigos de cómo se desenvuelve dentro de un universo suburbial, conflictivo y grisáceo y doloroso: cómo es su hogar, el barrio, el colegio, y cómo somos testigos de la relación de Tati con sus iguales, pero también con los adultos, cuáles son sus deseos y contradicciones a la hora de adentrarse en la adultez, en la sexualidad, y cuál es la búsqueda de procurarse un sustento económico que la permita cierta autonomía, pese a la dificultad y la estrechez social y personal.

Las buenas intenciones de Ana García Blaya

Festival de San Sebastián :: Las buenas intenciones

La directora parte de su propia experiencia autobiográfica. Esta vivencia personal va alimentando la naturaleza de la propuesta y su propio artilugio de por sí ya resulta del todo interesante, y más que verosímil, porque utiliza los propios engranajes de la ficción para revisitar su propio pretérito – bien edificándolo o reconstruyéndolo- integrando elementos de lo real en precisos instantes ficcionales (se intercalan a la historia principal, por ejemplo, tanto imágenes propias grabadas en videos caseros con personas reales como otros de carácter ficcional ajeno, siempre ambas posicionadas en sintonía, sin que apenas quiebre el argumento), justo cuando las emociones son vivas y profundas,  y que vienen a conectarse con los destellos que proporciona la memoria –qué borrosas quedan las líneas que separan lo evocado y lo cierto-

2019: Festival de San Sebastián: Premio de la Juventud

2019: Festival de La Habana: Premio Especial del Jurado (Ópera prima)

Ni héroe ni traidor de Nicolás Savignone

Críticas: Crítica de “Ni héroe ni traidor”, de Nicolás Savignone ...

El director edifica un retrato de Argentina durante primeros años ochenta. A comienzos de esa década se declara la guerra de Las Malvinas. La dictadura argentina convoca a la juventud para que combata, en el conflicto, contra Inglaterra.

Savignone examina dicha realidad, a través de la tragedia familiar, teniendo siempre presente la gravedad y el desasosiego que produce todo contexto histórico sobre la intimidad, y como incide este sobre la misma.

Durante el trayecto somos conscientes de todo el lógico arco emocional que va produciéndose, desde el patriotismo triunfante al desasosiego, la sospecha, la indecisión, el recelo, el miedo, sin dejar a un lado como son esos cambiantes vínculos y las relaciones interpersonales (afectivas) que van produciéndose.

El gran combo de Matías Szulanski

Resultado de imagen de El gran combo de Matías Szulanski

Uno de los pocos atractivos de este thriller reside en la manera en la que está contada la trama. Dividida en capítulos, será el propio espectador a partir de los mismos y de la información que vaya reuniendo de estos, quien deberá ir a modo de rompecabezas ordenando o hilando su corpus narrativo.

Por lo demás se trata de un trabajo desigual, carente de tensión.

Sinopsis: Yolanda contrata a Nicki Nicole y Rocío Ro-Ro para hacer un robo. Ellas se hacen de una carga de droga que encuentran furtivamente. La Princesita saldrá a la caza para recuperar lo suyo.

Hogar de Maura Delpero

Resultado de imagen de Hogar de Maura Delpero

El presente título acoge diversas significaciones todas ellas ciertas. Hogar es un asilo religioso que recoge muchachas menores embarazadas o con hijos. Hogar es una aspiración que estas muchachas no tienen. El hogar es lo que muchas jóvenes mujeres desean formar, aunque de una manera no tradicional o clásica y si es posible sin hombres.

Dentro de ese espacio cerrado donde se desarrolla la acción observamos conflictos y carencias de diversa índole. El conflicto que surge entre las dos muchachas adolescentes (intuimos levemente su pasado) con sus simpatías y desavenencias, bajo una aproximación ciertamente costumbrista, y que nos permite ver sus dificultades, sus inseguridades, su inmadurez, sus motivaciones, deseos, frustraciones, resentimientos, rebeldías y aceptaciones con relación a un entorno cerrado regido por férreas normas (conflicto entre lo mundano y lo religioso), del que en algún momento quisieran huir y rebelarse; o el conflicto que surge cuando la joven novicia llegada al asilo se encariña con una de las hijas de una de las madres y que puede abrir  otra acepción de la palabra hogar.

La directora es capaz de mantener la distancia necesaria y evitar todo tipo de subrayados y juicios a priori ( acertada mezcla de actores profesionales con no profesionales da verosimilitud a la narración y la fortalece), decantándose por la observación (observar a las adolescentes, observar a la religiosas y a la novicia que acaba de llegar, observar a los niños), mientras se van abriendo de forma natural dilemas éticos y morales entorno a la identidad femenina o la maternidad, las contradicciones, los códigos de lealtad…

Nota: Nos encontramos con una ficción austera que no oculta ciertos requerimientos del cine documental.

Sinopsis: Lu y Fati son dos madres adolescentes que viven en un refugio religioso en Buenos Aires. La hermana Paola llega para tomar su última voluntad. Sin embargo, el hecho de ser madres condiciona la decisión de las dos muchachas.

2019: Festival de Locarno: Mención especial

2019: Festival de Mar del Plata: Mejor película argentina – Mención Especial

 

Los sonámbulos de Paula Hernández

Resultado de imagen de Los sonámbulos de Paula Hernández

Los minutos iniciales de este film ya de por si son inquietantes. Avisados estamos, porque lo que más tarde va acontecer tiene que ver con el sonambulismo, como metáfora que determina a los personajes, sobretodo aquellos  que viven sin convencimiento, y que va siendo hora de rescatarlos. No debemos bajar la guardia.

La directora edifica lentamente un relato mal sano. Lo que en principio parece una reunión familiar de fin de año en la que se van describiendo unos personajes, la interacción de los mismos, sus singularidades (intereses), sus latidos interiores que en principio callan, pero que irremediablemente tienden a explotar en cualquier momento, se trasforma finalmente en una tragedia.

La trama alterna esencialmente los puntos de vista femeninos, los de la madre y la hija, y lo que les ocurrirá durante ese tiempo (la cámara no se despega de estos dos personajes, las seguimos en su discurrir durante largos planos secuencia, además la cámara testigo es capaz de desplazarse de un rostro de una a otra sin apenas abrir el terreno visual, lo que esta fuera de campo, más bien borroso resulta no solo enigmático sino amenazante, de esta manera la directora consigue evitar posibles subrayados exacerbados en los instantes más graves y delicados, respetando coherentemente la historia y sus personajes, y dando más hondura  a la misma).

Sinopsis: Una mujer madura y su hija de 14 años, sonámbula, en pleno despertar. Un matrimonio en los bordes de una crisis silenciada. Una familia ritualista, matriarcal y endogámica. Abuela, hermanos, primos. Un nuevo verano, sudor, alcohol, tradiciones. Cuerpos desnudos, cuerpos que cambian y las miradas sobre esos cuerpos nacientes. Un nuevo festejo de fin de año en la vieja casona histórica familiar es la encerrona para que los sonámbulos finalmente despierten.