Tarde para morir joven de Dominga Sotomayor

Resultado de imagen de Tarde para morir joven de Dominga Sotomayor

Tomando como sostén recuerdos extraídos de su autobiografía, Dominga Sotomayor  retrata un tiempo efímero, donde la mirada infante y adolescente ocupa un primer plano, frente al mundo de los (frustrados, desorientados) adultos. Los incidentes de índole argumental son tal vez mínimos, pero al mismo tiempo cautivadores.

Esta es una historia de desasosiegos (la historia de Sofía), desapariciones (la historia de Clara), desesperanzas (la historia de Lucas), dentro de un entorno o ambiente social alternativo, al tiempo libre y frágil.

Sinopsis: La democracia vuelve a Chile el verano de 1990. En una comunidad aislada, Sofía (16), Clara (10) y Lucas (16) se enfrentan a sus primeros amores y miedos mientras se preparan para la fiesta de año nuevo. Puede que vivan lejos de los peligros de la ciudad, pero no de los de la naturaleza.

2018: Festival de Locarno: Mejor director

2018: Festival de Gijón: Mejor director (ex aequo) y fotografía

Reinos de Pelayo Lyra

Resultado de imagen de Reinos de Pelayo Lyra

Relato falto de desarrollo, un tanto plano y desigual, a tramos monótono, acerca de una pasional y nada torturada relación amorosa. El trasfondo del argumento radica en entender que es lo que realmente une a estos dos personajes y las connivencias de cederle el control al otro, cuando se trata de una relación tan solo basada en las relaciones sexuales y sus pulsiones.

Cinta basada en un cuento escrito por Romina Reyes, quien además es coguionista.

2017: BAFICI: Mejor actuación (Daniela Castillo Toro)

La casa lobo de Joaquín Cociña y Cristóbal León

Resultado de imagen de La casa lobo de Joaquín Cociña y Cristóbal León

La cinta de animación por técnicas de stop motion se inicia como un falso documental promocional sobre las bondades que ofrece Colonia dignidad en Chile (siniestra comunidad creada por nazis, más tarde fue un centro de tortura bajo el régimen de Pinochet). Posteriormente, el film animado va derivando en un trabajo experimental animado, convulsionado por la maldad y el retorcimiento, tanto a nivel visual como oral.

Cinta compleja, poliédrica, erigida por múltiples capas que proponen una narración que va mutando continuamente hacía la pesadilla, y cuyo tono es tan atroz como perverso. Así mismo, estas están acompañadas de elementos reconocibles de la literatura popular infantil, completamente subvertidos.

Sinopsis: María es una joven que se refugia en una casa tras escapar de una secta religiosa alemana en Chile. Como si estuviera en un sueño, la casa reacciona a los sentimientos de María y hace que su estancia sea una pesadilla.

2018: Festival de Annecy: Distinción especial

Los perros de Marcela Said

Resultado de imagen de Los perros de Marcela Said

Los perros es una cinta que trata de ahondar en la complicidad y las huellas que aún laten de la dictadura chilena, en las clases acomodadas de hoy.

La banalidad del mal sobrevuela dentro de este melodrama previsible, donde además afloran otras cuestiones como el neoliberalismo y el papel machista de la mujer como procreadora.

La cinta no logra mantener la atención del espectador. Está exenta de matices o pliegues, y juega una y otra vez con manidos clichés, caricaturescamente presentados. El tedio evidente privilegia sobre las intenciones reflexivas, parcialmente esbozadas.

Poesía sin fin de Alejandro Jodorowsky

Lo representativamente grotesco casi felliniano y ciertas características de surrealidad conviven con la evocación autobiográfica (este trabajo, en definitiva, radica ser una continuación de la cinta La danza de la realidad). La imaginación nunca tiene un final. La memoria es imaginativa.

Poesía sin fin es una cinta enérgica, vitalista, hasta megalómana (el ego del realizador no termina de apoderarse completamente de la obra), que se deshace y destierra el yugo familiar (paterno), aunque en este tiempo de Jodorowsky habita un lugar para el perdón.

El joven autor Alejandro, esta vez, se entrega totalmente a la creación literaria. Se trata, la cinta, de narrar sugerentemente retazos de una vida, ese descubrir deambulando por espacios sórdidos, encontrado su belleza imaginaria delirante (somos testigos de las excentricidades de unos personajes fellinianos que reivindican su lugar).

Una mujer fantástica de Sebastián Lelio

Nada que objetar, Una mujer fantástica es una cinta acertada en el sentido que se plantea como un reto instintivo, que nos habla de realidades dolorosas (la de su protagonista), pero a la que le falta, sin embargo, desarrollo y concreción.

La narración, ausente de matices (y en ocasiones ciertamente errática), va avanzando con dificultad, falta sin duda articulación. El planteamiento inicial es irreprochable. Su temática necesaria, a la hora de contemplar la problemática transexual. Las correspondientes fugas oníricas, que parten de una difícil realidad, reafirman la condición del personaje, su identidad, y su lucha frente a la adversidad de un entorno social hostil.

2017: Festival de Berlín: Mejor guión

Sinopsis: Marina una joven camarera aspirante a cantante y Orlando, veinte años mayor, planean un futuro juntos. Tras una noche de fiesta, Marina lo lleva a urgencias, pero él muere al llegar al hospital. Ella debe entonces enfrentar las sospechas por su muerte. Su condición de mujer transexual supone para la familia de Orlando una completa aberración. Ella tendrá que luchar para convertirse en lo que es: una mujer fuerte, pasional… fantástica.

Las plantas de Roberto Doveris

Una de las valoraciones que surgen, tras el visionado de esta cinta chilena, es la palabra extrañamiento. El desconcierto va acumulándose hasta el punto de enredar al espectador y dejarlo huérfano, en un terreno de nadie. Doveris es incapaz de articular lo que nos quiere narrar. Las abstractas ideas resultan forzadas cuando no inteligibles. Las decisiones formales atrevidas. Las imágenes perturbadoras.

La cinta trata de explorar el despertar de una adolescente, cuya realidad la rebasa. El director opta por evadirse del melodrama realista adentrándose en el mundo inexplicable de la fantasía, hasta tratar de fusionar ambos universos que parecen incluso alimentarse.

Sinopsis: Florencia, una joven de 17 años, se tiene que hacer cargo de su hermano que está en estado vegetativo. Su madre, internada en un hospital, la ayuda con un dinero que apenas les alcanza para vivir. Fan de los cómics y el anime, descubre casualmente en un trastero un comic antiguo llamado “Las Plantas”, que narra una invasión de espíritus vegetales con poderes para poseer cuerpos humanos. Prácticamente sola, con la “compañía” de su hermano, Florencia trata de calmar su desamparo explorando su sexualidad con desconocidos a través de Internet.