2084 de Chris Marker

Coincidiendo con la celebración de la obra de Orwell 1984, el realizador elabora esta pequeña pieza futurista, imagina tres hipótesis posibles, justo en el año que predica este título. La primera incide en un mundo arruinado por una crisis económica. La segunda, la creación de un escenario en la que la tecnología sustituye a la ideología. La tercera, un sueño de un mundo abierto, que se expande hacia nuevas ideas que permitan luchar contra la ignorancia, es decir una vuelta al humanismo.

El cine por tanto debe explorar nuevos caminos, nuevas formas de agitación que superen esas dos primera hipótesis

Sinopsis: “2084” es un pequeño ensayo audiovisual que Chris Marker realizó en 1984 por encargo de la CFDT (Confédération Française Démocratique du Travail), con motivo de la conmemoración del primer centenario de las primeras leyes sindicales en Francia, en 1884. Para retratar el presente del sindicalismo en la Francia de 1984, Marker proyecta tres futuros posibles en 2084, cuando se celebre el segundo centenario de la Confederación Sindical Francesa. Los tres futuros vienen representados por tres hipótesis: la gris, la negra y la azul. Y las tres fotografían, desde el futuro, el momento presente.

Las estatuas también mueren de Alain Resnais y Chris Marker

Filmada en África occidental, el realizador nos adentra en la cultura negra. Una ventana abierta para aquellos que desconocen las culturas antiguas, una lección humanista que reivindica lo negro, subrayando todo interés sociocultural, antropológico –influencias de este arte en el mundo artístico moderno-. Al tiempo esta pieza denuncia la cultura blanca como destructora de todo proceso creativo, un proceso cultural extremadamente avanzado quedo coartado por la imposición subyugadora de la metrópoli. Un alegato didáctico, comprometido, crítico con el colonialismo –en su día toda copia fue requisada por el gobierno francés-. Cohabita perfectamente texto-imagen.

December Seeds de Chris Marker

Pieza que analiza los disturbios acaecidos en Grecia a finales de 2008 mediante un relato en primera persona, un joven busca las semilla de la revolución que está más que por llegar, por estallar.

Esta pieza toma diversos materiales, se elabora con materiales, imágenes bien obtenidas a través de la propia red, o son tomadas de archivos –televisivos- conformando una pieza en principio documental –utilización de una serie de tropos metalingüísticos- sin desdeñar cierta tendencia de cine disidente dado su carácter inmediato.

En esta pieza se establecen diversos diálogos con figuras un tanto retóricas como la libertad utilizando como médium la muerte de Alexandros Grigoropoulos, buscando una cinta nunca realizada por el director. Es en esta intención donde se manifiesta una clara intención en devolvernos un ideal de revolución, una nueva esperanza para la insurrección social, un nuevo camino se abre para las manifestaciones sociales…..