Sergio & Serguéi de Ernesto Daranas

Resultado de imagen de Sergio & Serguéi de Ernesto Daranas

Justo cuando la problemática (la adversidad) es mayor, el ser humano es capaz de ayudarse mutuamente, dejando a un lado las barreras ideológicas. Esta es la idea que planea dentro de esta cinta. Un trabajo más que solvente que sabe combinar sabiamente el drama existencial, la tragicomedia del absurdo y la parábola teñida de tintes oníricos. Una cinta, en definitiva, vitalista y esperanzadora que radiografía la intrahistoria.

Vampiros en la Habana de Juan Padrón

Padrón es capaz de ofrecernos una cinta de animación ágil y desenfadada –original manejo del cartoon-, mezclando hábilmente personajes fantasiosos y siniestros, realidad y ficción a ritmo de Jazz –destaca la composición musical del gran trompetista cubano Arturo Sandoval que marca un tono festero-

Es cierto que su argumento dogmatizado, siempre ideologizado al servicio de la causa apuesta por la liberación de los pueblos frente al imperialismo americano y europeo. Pese a todo y distanciándonos de su mensaje, Vampiros en la Habana es una cinta disfrutable.

Coproducción cubano española.

Conducta de Ernesto Daranas

El cineasta cubano en este su segundo trabajo se sumerge en el sistema educativo. Puede ser también esta cinta; por qué no, cuales son las condiciones sociales en las que crecen los muchachos y las muchachas de La Habana Vieja, cuál es su futuro, como la calle es también parte del aprendizaje hacia la madurez sin dejar a un lado el aprendizaje del aula; en múltiples ocasiones esta también actúa como problemática.

Esta cinta tiene la importancia de elevar la trama a algo más que una simple imagen de Cuba en la actualidad. Una Cuba en plena discusión. En el fondo descubrimos la relación entre una maestra –que no profesora- y un muchacho conflictivo. Un chico perteneciente a una familia desestructurada que intenta sobrevivir. Su futuro está en la calle, nos interrogamos. Universalmente podemos captar ese mensaje que nos susurra una y otra vez la cinta…. hay que dejar las cosas igual, para que nada cambie. He aquí tantas cuestiones que habitan en un sencillo film cuya realidad social es dolorosa. No obstante existe en algún momento cierta intención de suavizar los conflictos, pero esto no resta de ninguna manera el conjunto de una obra plena de interés.