Nación salvaje de Sam Levinson

Resultado de imagen de Nación salvaje de Sam Levinson

Nación salvaje es una cinta extrema concebida desde la ira, sin perder de vista la realidad de nuestros días.

El film funciona como una diatriba ultraviolenta que se sustenta en un crescendo rabioso, y peldaño a peldaño va mostrando el lado más enturbiado de las redes sociales, la concluyente educación machista y la necesidad de su erradicación, también se nos habla de feminismo y transgénero.

En Nación salvaje sale a la luz su claro y más que obvio mensaje desde el inicio, además coexiste más de una contradicción entre lo que se nos cuenta y la manera o el cómo llevarlo a cabo.

Esa contradicción afecta además al discurso, no solo porque se aprecia total falta de hondura, sino por su tendencia inclemente y desesperada impaciencia por sobrecoger aún más a la platea, sin entrar en dilemas, ni pliegues morales.

Intocable de Ursula Macfariane

Resultado de imagen de Intocable de Ursula Macfarlane

Intocable es un documental necesario (informativo) sobre el caso Weinstein, acusado de haber cometido abuso sexual y otros abusos de todo tipo.

Se nos narra la ascensión y posterior caída del magnate cinematográfico. Primordialmente este trabajo, de corte televisivo, funciona a partir de diversas entrevistas y testimonios. Todos y cada uno de los testimonios, tanto de mujeres (actrices) acosadas sexualmente, como empleados de la compañía cinematográfica Miramax que sufrieron acoso laboral, como de periodistas acreditados, tienen en común la capacidad de testimoniar como el productor fue capaz  de abusar no solo físicamente, y desde el punto de vista psicológico de sus víctimas, sino  como utilizaba todo el poder adquirido para coaccionarlas y  salir completamente ileso.

El documental no revela nada que nos sepamos sobre el caso.

The Mountain de Rick Alverson

Resultado de imagen de The Mountain de Rick Alverson

No es fácil analizar este trabajo determinado por elípticas ficciones siempre opresivas, turbias, tétricas (más bien crueles), donde en algún instante, solo en algún instante perdido, cabe aparentemente cierta ternura.

Se aleja el director de toda condición vintage y recorre los zigzagueantes vericuetos de la América de los cincuenta con el fin de establecer una evaluación lobotomizada, donde toda posible anormalidad debe ser apuntada, si es preciso hasta el punto de arrebatar al individuo su identidad, dejándolo inerte. La cinta además cuestiona en todo momento la capacidad reparadora del arte, así como todo atisbo de utopía

Formalmente es también este un trabajo complejo. La narración tiende a disolverse. Los tiempos muertos sobresalen, pero también la fugas de índole onírica. Film caracterizado por sus encuadres ciertamente opresivos, siempre frontales. La contención de las interpretaciones es un valor. La soterrada utilización del sonido ambiente termina modelando una atmósfera alienante, hostil, con todo aquello que sea diferente.

Sin piedad de Vincent D¨Onofrio

Resultado de imagen de Sin piedad de Vincent D¨Onofrio

Vuelven a las pantallas los míticos Billy el niño y Pat Garret. En esta ocasión, en las relaciones antagónicas de ambos personajes se introduce un punto de vista distinto, el de un muchacho adolescente, que entra en contacto con estos de forma un tanto azarosa. El director nos propone un viaje iniciático de este adolescente hacia la madurez (llamado Rio) y los dilemas que se le plantearán giraran entorno a la elección de cuál de las dos personalidades de ambos contendientes es la justa.

Sin piedad es una cinta, ya en su punto de inicio, confusa, nada creíble (el proceso de maduración de Rio no es interesante, no adquiere identidad propia, por ejemplo), condicionada por mil lagunas narrativas. Acusa además de falta de ritmo.

Varios problemas, además, aquejan al film: La presentación de ambos contendientes es cuanto menos burda, la descripción de los mismos y de sus personalidades marcadas por el pasado no pasan del estereotipo. Se ausenta la profundidad y la hondura dramática durante toda la evolución del trayecto. Un trayecto plano que nunca alcanza picos dramáticos.

Las horas de Stephen Daldry

Resultado de imagen de Las horas de Stephen Daldry

Las horas es un complejo trabajo cinematográfico narrado en tres tiempos a modo de juego de espejos concatenados, que se van alternado, en ocasiones, abruptamente hasta entrecruzarse, para finalmente fundirse; y cuyo nexo de unión se inspira como resonancia en la famosa novela escrita por Virginia Woolf “Mrs Dalloway”, que cruza trasversalmente el film, sin perder  la perspectiva trágica acerca de cómo la soledad desplaza inexorablemente a esas tres mujeres, protagonistas de su tiempo. Las horas en una cinta luminosa sobre sucesos y conductas ciertamente sombrías.

Dos sutiles fundamentos, igualmente vigorosos en su trazado, han de tenerse en cuenta. Estos giran alrededor del reloj emocional del film. En primer término el guión adaptado por David Hare que discurre con pudor, y que va hábilmente moviéndose dentro de las imágenes, hasta que tramo a tramo va finalmente siendo perceptible. Este es, por tanto, un eje de contrapunto con clarividentes resonancias trágicas, los de esos tres tiempos biográficos, cuyos saltos temporales se convierten realmente en un único tiempo dramático, descargado de realidad. Un tiempo interior que viene a ser soñado, y que envuelve a esos tres destinos temporales que comprende y mueve.

Un segundo fundamento descansa en la intensidad y el sostenido diálogo dramático, pero también visual, entre esas tres mujeres a las que parece que todo les va bien, cuando nada de todo esto es cierto.

Otro factor de interés, a tener en cuenta, radica en la decisión de ceder a los actores la responsabilidad de construir sus propios personajes.

Adaptación de la novela de Michael Cunningham realizada por David Hare

2002: Oscar: Mejor actriz (Nicole Kidman).

2003: Festival de Berlín: Oso de Plata – Mejor actriz (Streep, Kidman, Moore)

 

Chernobyl de Craig Mazin, Johan Renck

Resultado de imagen de Chernobyl de Craig Mazin, Johan Renck

Esta es una serie que bebe directamente de las fuentes científicas, literarias, periodísticas, documentales acerca de los hechos que rodearon la catástrofe de Chernobyl, sus causas y sus fatídicas consecuencias (incluso a día de hoy). Su estructura narrativa es evidentemente coral (un tanto infrecuente), y su estilo está marcado por cierta tendencia al documentalismo. Avanza la serie firmemente, y de manera cohesionada y fidedigna, en todo momento.

La serie es deudora del cine de catástrofes, y nos sorprende finalmente como un Thriller judicial bien tensionado (último capítulo). No oculta carices melodramáticos (terroríficos), dialécticos (acerca de dilemas éticos y morales que van planteándose, donde se nos enfrenta constantemente a decisiones extremas), políticos (se ahonda no solo en la gravedad de los hechos, sino también en los comportamientos del aparato represor del estado soviético), también históricos (pese a algunas licencias artísticas, aquel suceso marcó el fin de la Unión Soviética).