Entre dos aguas de Isaki Lacuesta

Imagen relacionada

Entre dos aguas sabe exprimir de sus fundamentos documentales pertinaces fulgores de verdad y de emoción, que surgen desde la ficción.

Es verdad que Entre dos aguas no ceja de mirar el pasado (ver La leyenda del tiempo), pero este es sin duda un trabajo perfectamente autónomo. Esta voz resplandece la voz de otro tiempo, pero empujada a si mismo a asumir inflexiones personales propias.

Nuevamente la cinta esta edificada a partir de dos voces, en este caso la de Isra y su hermano Cheíto (personaje secundario de La leyenda del tiempo), responsables de los dos itinerarios narrativos. Las dos conjeturas son así mismo dobles, tanto en su exterior como en su interior, ya que surgen a partir del enfrentamiento desemejante de los dos hermanos en el presente y de manera simultánea de la memoria pasada de estos. Ambos buscan su lugar. “Ese renacer” es sin lugar a dudas espinoso, lleno de incertidumbres. Espejismos.

Lacuesta traza una radiografía desalentadora, desoladora, en definitiva. Las carencias, el desasosiego, el paro, la desestructuración familiar, la crisis, el determinismo social asolan todo un país sin vías de soluciones.

2018: Festival de San Sebastián: Concha de Oro – mejor película

El cuaderno de barro de Isaki Lacuesta

Registrar, más que esto, documentar visualmente una perfomance, un trabajo que reunió a Barceló y al coreógrafo serbio Joseph Nadj en Mali (País muy querido y valorado por el pintor catalán, un lugar para crear, en este trabajo hay un lugar para la conversación y la creación, vemos al pintor desafiando toda condición adversa, ante el conflicto creativo, Barceló desarrolla creatividad, un ejemplo es el retrato del muchacho Albino, otro la lucha contra las termitas que amenazan con devorar la obra de papel y como ese problema procede soluciones creativas), en concreto en el País Dogón -con anterioridad y ya desde 2006 había pasado por diferentes capitales de Europa-. El trabajo rezaba como título El paso doble, en este colaboran no solo estas grandes figuras del arte mencionadas, sino también la notable colaboración del alfarero Pere Coll.

El documental se atiene a captar lo efímero del arte, embalsamándolo dentro de una cinta de una hora. La filmación de un camión que trae la arcilla desde España, a continuación se capturan los preparativos para la creación de un gran muro de barro, procede más tarde un registro de algunas conversaciones entre los creadores y los nativos –imaginación y magia filtrándose niveles de realidad y ficción, propios de la oralidad-, después asistimos a la representación –miradas de curiosidad entre los lugareños que asisten al evento-. Un evento evocador, enraizado en la tierra, en el paisaje, en su fusión con el entorno –búsqueda de la esencia del arte y sus vitales principios, una reflexión sobre el arte-

Documento que dio origen a la cinta Los pasos dobles, da pistas para entender los fundamentos del mito y el paganismo a través de un relato siempre en movimiento –intervenciones sobre el muro de arcilla, creando objetos, destruyéndolos, moldeándolos, sin dejar de estar atento a la coreografía, Barceló indica a Nadj los pasos que han de seguirse durante la perfomance-

Teoría de los cuerpos de Isaki Lacuesta

Un fado de fondo suena, dos ancianos desnudos acostados, retrato en blanco y negro. Surcos habitan sus cuerpos, caminos explorados que narran tantas historias –juegos de piel que se yuxtaponen por el encuadre, adoptando tranquilidad, quizás por qué no dulzura-

Cuerpos desnudos, vacíos, sin signos externos contemplados. La piel ocupa la pantalla, no podemos distraernos. Cuerpos orgánicos. La realidad vista desde lo particular…… la superficie de una piel, la naturaleza como pura abstracción, los sentidos externos en pleno desarrollo…el cuerpo en movimiento, hacia el interior el alma, las vivencias, intuición, intimidad, cercanía, microretrato, contemplación de las imágenes como futuro inmediato….una verdad sin elucubraciones, desprovista de retórica.

Murieron por encima de sus posibilidades de Isaki Lacuesta

Murieron por encima de sus posibilidades transita por los meandros de la comedia,  bordeando el absurdo. Su director cambia, de esta manera, de territorio para adentrarnos dentro de ese poliédrico y complejo terreno que es el esperpento, imaginando así una especie de fantasía anárquica acerca del estado actual de la economía y las ideas (de hecho las historias que acontecen a esos hombres vengativos está marcada por la crisis que vivimos en nuestro días). Dicha estrategia viene a cuestionar los entresijos del poder que nos ha llevado a esta situación dantesca.

Se sirve Lacuesta del esperpento como una deformación de la realidad, buscando una y otra vez la crítica a través de cierta complicidad cómica.

El resultado está lleno de altibajos. Hay tramos o momentos (de marcado tono dislocado) dentro de la cinta que chirrían en su más que abrupta comicidad y situaciones que funcionan a partir de la distancia cómica de los sinsentidos.

En definitiva el presente trabajo es un polvorín de ideas, algunas llegan a concretarse, otras nos llegan ni a ser desarrolladas, otras están levemente apuntadas. Un paso atrás en la interesante filmografía del realizador.