Ártico de Joe Penna

Resultado de imagen de Ártico de Joe Penna

Este es un trabajo que se adhiere perfectamente a los cánones del cine de supervivencia más austero y clásico. En Ártico importa el instante, el ahora (su puesta en escena invisible), los detalles y los gestos no impostados, el fluir naturalista de la acción, siempre evitando toda manipulación de montaje, banda sonora, detalles de dirección grandilocuentes, imposición forzada del melodrama (apenas sabemos nada del pasado de nuestro protagonista).

Under the tree de Hafsteinn Gunnar Sigurðsson

Resultado de imagen de Under the tree de Hafsteinn Gunnar Sigurðsson

Sinopsis: Un hombre es acusado de adulterio por su prometida y obligado a trasladarse a casa de sus padres. Mientras lucha por la custodia de su hija de cuatro años, se ve progresivamente introducido en una disputa entre sus progenitores y sus vecinos a propósito de un viejo y hermoso árbol.

La cinta descansa en un rosario de agravios y chanzas entre contendientes. Una truculenta sucesión de golpes bajos que pretenden arrebatarnos una sonrisa. Desde luego, esa sucesión de brutalidades no sostienen ninguna dramaturgia, ni se profundiza finalmente en la psicología de unos extremistas personajes estereotipados. Una cinta más sobre conflictos de convivencia, tan superficial como previsible.

Heartstone de Guðmundur Arnar Guðmundsson

Resultado de imagen de Heartstone de Guðmundur Arnar Guðmundsson

La vida adolescente es descontrolada. En la vida adolescente nunca existe el término medio. Las pulsiones, los torbellinos, los descubrimientos, la arrebatada naturaleza. La inocencia se fractura definitivamente. Esta cinta es un fluir constante en ese sentido (el tratamiento es casi epidérmico evitando todo exceso). Precisamente es capaz el realizador de trasmitirnos toda vulnerabilidad, pero al mismo tiempo toda violencia. El film es incómodo por tanto, porque nos enfrenta directamente con una realidad.

101 Reikiavik de Baltasar Kormákur

Nos encontramos con una comedia ligera de enredos, que nos habla de la identidad sexual. Su intencionalidad es clara desde el inicio; intentar romper con todo tipo de tabúes. El director lo consigue gracias, no solo, a un interesante subjetivo planteamiento formal, sino que desde el punto de vista narrativo, la cinta cuestiona y pone en duda convenciones éticas y morales, a través de la cotidianidad de las situaciones planteadas.

Adaptación de una conocida novela escrita por Hallgrímur Helgason

2000: Festival de Toronto: Premio Discovery

2000: Festival de Locarno: Nominado al Leopardo de Oro. Premio del Jurado Joven

Sparrows de Rúnar Rúnarsson

Todo en esta producción discurre por certeros caminos ya transitados. La cinta nos habla de ese cambio brutal que sufre nuestro angelical protagonista adolescente, que un día se ve obligado a abandonar  (por un tiempo) el hogar materno donde vive para trasladarse a un lugar inhóspito y agreste donde reside el padre –este fue el lugar de infancia donde se crio el joven-. Un ser que desconoce. En ese lugar el joven se tendrá que acomodar a una vida rutinaria, enfrentarse a las humillaciones constantes que lo aíslan y a viejos amores platónicos de infancia. Esa especie de vía crucis es retratado por el realizador mediante planos generales regidos por una atmósfera un tanto gélida, siempre indiferente, pero al tiempo opresiva, que encuentra su contrapunto en esos primeros planos sostenidos que anticipan el discurrir traumático del protagonista

2015: Festival de San Sebastián: Concha de Oro (Mejor película)

Fusi de Dagur Kári

El mérito de la propuesta consiste en mudar -sin variar un ápice su tono agridulce- una especie de comedia romántica, un tanto disfuncional, en un relato de iniciación impropio, que halla su síntesis en la imagen de un estrafalario hombre encerrado en un corredor aéreo.

Sinopsis. Fúsi, de 43 años, es un tipo inadaptado y con sobrepeso que nunca tuvo una novia y cuyo único interés son las batallas de la Segunda Guerra Mundial, que reproduce en miniatura en el apartamento en el que vive con su madre. Un día Fúsi recibe un cupón para acudir una escuela de baile, donde conoce a Sjöfn, otra alma solitaria como él, y una mujer con profundas heridas psicológicas.

2015: Festival de Tribeca: Mejor película, actor (Jónsson) y guión

2015: Festival de Valladolid – Seminci: Mejor actor (Gunnar Jónsson)

 

Rams de Grímur Hákonarson

La trama se sostiene sobre la relación terrenal entre animales, hombres y el paisaje que les alberga. Les une la tradición y lo ancestral, les distancia lo que se les impone desde el exterior, es decir lo burocrático. Estos valores son las que vienen a unir nuevamente a estos dos hermanos protagonistas, unos principios dispuestos a competir en singular batalla con un mismo objetivo, la pervivencia.

Rams es una cinta convencional, mil veces ya vista, carente de aristas, bien filmada en scope. Un cinta que busca identificarse con un sector conservador determinado de público

Sinopsis: En un remoto valle de Islandia, dos hermanos que no se hablan desde hace más de cuarenta años deberán unir fuerzas para salvar su bien más preciado: su rebaño de carneros

2015: Festival de Cannes: Mejor película (“Un Certain Regard”)
2015: Festival de Valladolid – Seminci: Espiga de Oro (Mejor película)